Destino polinesia » Tahití » Viajar a Tahiti – ¿Qué ver y qué hacer?

Viajar a Tahiti – ¿Qué ver y qué hacer?

Antes de viajar a Tahití, lo mejor es poder disponer de datos útiles del destino con los que planificar todo tu viaje. Es importante conocer el terreno de juego donde uno se va a mover para evitar sorpresas. Y qué mejor información que la de quien lo ha vivido en primera persona para contártelo. Así que toma buena nota, porque en Destino Polinesia nos hemos recorrido Tahití de punta a punta para contarte todo lo que necesitas saber sobre Tahití.

Llegada al Aeropuerto Internacional Fa’aa

Tras tu viaje en avión, aterrizarás en el Aeropuerto Internacional Fa’aa. Se trata de un aeropuerto pequeño situado al noroeste de Tahití Nui, la parte grande de la isla. Recordemos que Tahití se divide en Tahití Nui, que es la parte grande y Tahití Iti, la pequeña. Ambas partes unidas por un estrechamiento. Bien, continuando con la llegada al paraíso, nada más pisar el suelo de Tahití, lo primero que verás será grandes sonrisas que te reciben, sentirás el aroma embriagador de la flor de tiare y la música y el baile tradicionales del grupo de bienvenida que se encuentra en la misma entrada del aeropuerto.

 

aeropuerto tahiti

Bienvenida en el Aeropuerto Internacional Fa’aa

 

Tras pasar el grupo de música, verás el control de aduana donde se forman dos filas: una para ciudadanos de la Unión Europea y la otra para el resto. En la fila que te corresponda tendrás que mostrar tu pasaporte o visa, en caso de ser requerida según tu país de origen. La espera es muy amena puesto que, a lo largo del recorrido, hay elementos propios de la cultura tahitiana expuestos para que te vayas impregnando de la magia del país o mana.

Una vez que pasas el control de aduanas, podrás recoger tu maleta en la cinta transportadora. Cuando la tengas, es el momento de traspasar las clásicas puertas correderas automáticas que al abrirse, muestran las caras de alegría de los anfitriones que reciben a sus invitados con sus collares de flor de tiare en mano. En todo Polinesia Francesa tienen la bonita tradición de ornamentar a los recién llegados con collares de la flor endémica del país como gesto cariñoso de bienvenida. A la salida del aeropuerto (según la hora a la que llegues) podrás ver una zona situada en la sombra, donde hay varias mujeres que elaboran los collares que posteriormente los tahitianos colocan con afecto sobre el cuello de los recién llegados.

 

llegar tahiti

Collar de bienvenida hecho a mano con flores de tiare e hibiscus

 

Cómo me desplazo desde el Aeropuerto de Tahití

Para salir del Aeropuerto Internacional Fa’aa puedes hacerlo en transporte público como taxi, transfer (previamente acordado con el alojamiento donde vayas) o bus. O bien, puedes alquilar tu propio vehículo. En el caso de los transportes públicos, los precios, como es habitual, dependen del destino, pero suponiendo que te diriges a Papeete, capital de Tahití, el taxi te supondrá en torno a 3.000 XPF. En caso de transfer particular te puede suponer entre 1.000 y 2.000 XPF y por último, el autobús, que es el medio que te recomendamos porque la parada está tras cruzar el parking del aeropuerto (en frente de la entrada), te saldría el viaje por 200 XPF. En cuanto al alquiler de vehículos, dispones de compañías en el propio aeropuerto y en Papeete.

 

bus tahiti

Tarifas del autobús público de Tahití

 

Dónde dormir en Tahití

Te recomendamos que te alojes en Papeete, la capital, ya que es el centro neurálgico de la isla. Allí podrás acceder a pie a lugares como el Mercado de Papeete, el Templo Chino, el Ayuntamiento, las roulottes del paseo marítimo, los bares, la exposición urbana de Street art, el centro comercial Vaima, la tienda de Vini (para activar tu móvil), el alquiler de coche y las diferentes líneas de autobús.

Las opciones de alojamiento son diversas. Desde los hoteles de renombre que se sitúan en zona de costa cerca de la capital (pero no en el centro), los hostels, las casas de huéspedes y pensiones. Tienes que tener en cuenta que el precio de un alojamiento es a partir de 50€ la noche en un sitio mínimamente decente.

 

Cómo desplazarte por Tahití

Uno de los aspectos más importantes cuando se viaja es la logística. En el caso de Tahití, es la principal isla de todo Polinesia Francesa debido a que se encuentra la capital, Papeete, y además, es la más grande. Cuenta con una dimensión de 132 kilómetros. Lo ideal es disponer de un vehículo. En Tahití, el vehículo por excelencia es el pickup y todo terreno, porque ya verás, que al tratarse de una isla volcánica, el terreno es abrupto si lo que deseas es explorar fuera de la carretera. Como curiosidad, sorprendentemente, todas las compañías de vehículos se encuentran en la isla y podrás ver desde utilitarios hasta deportivos.

Continuando con el tema que nos compete, en cuanto a los desplazamientos por toda la isla para exprimir al máximo la experiencia, hay varias opciones. Por un lado, dispones de varias líneas regulares de autobús o bien, podrás alquilar tu propio vehículo. Las compañías clásicas ofrecen precios elevados por coche y día, entre 80€ y 100€. Sin embargo, existen compañías locales de alquiler. Te recomendamos que acudas a esta segunda opción ya que el coste se reduce a la mitad.

¿Nuestra recomendación? Es que alquiles un coche, al menos tres días, para recorrerte la isla de punta a punta y puedas ver cómodamente lo más importante. Para las inmediaciones de Papeete el autobús y a pie, son una buena opción.

 

Qué comer en Tahití

Otro de los puntos importantes cuando se viaja es qué se come, y qué se bebe. En el caso de Tahití, como es la capital, es el punto de referencia y la principal fuente de abastecimiento para las demás islas de los cinco archipiélagos que constituyen Polinesia Francesa.

Los desayunos se basan en té o café (hacen uno muy rico a la vainilla), y fundamentalmente pan con mantequilla y mermelada (disponen de muchos sabores y combinaciones de frutas locales). Además, también encontrarás los dulces propios franceses y cómo no, grandes bocadillos de lo que se te antoje.

La gastronomía de Tahití cuenta con una gran influencia china, desde mediados del siglo XIX, cuando se asentaron los chinos como mano de obra a colación de la producción de algodón durante la Guerra de Secesión de EE. UU. A partir de entonces, comenzó un intenso mestizaje cultural. El plato chino estrella es el chao men (fideos, verduras rehogadas y trozos de carne).

 

chinos tahiti

Influencia china en la gastronomía tahitiana

 

Por otro lado, en Tahití puedes degustar platos auténticamente tahitianos como es el poisson cru (trozos de pescado crudo, generalmente atún o mahi mahi, macerados con leche de coco, pepino, zanahoria, cebolla y col), todas las variantes habidas y por haber para comer atún (sahimi, mi cuit o tataki, tartar y a la parrilla). Del mar también podréis encontrar diversas variantes para degustar la gamba local. Exquisita. Por su parte, las carnes también tienen cabida gracias al pollo (el clásico asado o ahumado) la ternera (muy tierna y sabrosa) o cerdo. Los platos siempre van acompañados de arroz, patatas fritas, uru frito (o fruto del pan), patata dulce frita o judías verdes finas y ensalada.

 

comida tahiti

Desayuno de domingo en una casa tahitiana: poisson cru y grillé (entre otros manjares) Una delicia.

La comida rápida también está muy presente en la gastronomía tahitiana, ya que siempre podrás comprar enormes bocadillos (hasta con patatas fritas dentro), paninis, pizzas y hamburguesas. La variedad está servida dentro de la gastronomía tahitiana puesto que la influencia europea, y en concreto la francesa es un hecho, por lo que existe diversidad gastronómica para satisfacer todos los gustos y bolsillos. Pero si algo caracteriza a los platos en Tahití, es la abundancia. Las raciones son muy generosas, y viendo la complexión de la mayoría de los tahitianos, se entiende.
Incluir fotos de cartas de comida y comida

 

Dónde comer en Tahití

Encontrarás diversas opciones. Por un lado, podrás comer en restaurantes, hoteles y pequeños establecimientos, o bien, en puestos callejeros como las roulottes. Esto son, furgonetas equipadas que establecen sus chiringuitos en puntos concretos, colocan sus mesas forradas con el clásico hule de plástico, taburetes y a disfrutar. Variedad, platos muy ricos, abundantes y a precios razonables. Por otro lado, están los tenderetes al borde de las carreteras, donde podrás comprar frutas, helados, mape (las castañas de Polinesia Francesa) y pescado fresco.

 

fruta tahiti

Puesto callejero de venta de fruta en Tahití

 

Otra costumbre que tienen los tahitianos es la de comprar platos preparados. Algunos establecimientos o tiendas anuncian que disponen de platos “a emporter”, es decir, para llevar, y los preparan en bandejas de plástico envueltas en film transparente y suele ser carne o pescado con arroz.
Además de las opciones anteriores, si te desplazas por carretera, verás en tu camino, distintos carteles que pone “Chez…”. Al tratarse de negocios familiares, suelen ser todo un descubrimiento donde comer muy bien a buen precio.

La última opción es montártelo por tu cuenta. Te acercas al supermercado, compras productos frescos y te preparas tu propio picnic donde mejor se te antoje. Si te gusta el atún, un plan muy bueno es adquirir una pieza fresca del supermercado, comprar limones, soja, lo cortas en finas láminas y te preparas tu propio sashimi exquisito por
Conociendo todas las posibilidades, ‘dónde y qué comer’, dependerá del gusto del consumidor y de los bolsillos.

precios tahiti

Atún rojo: 2195 XPF/kg (18,5 €/kg) ; Chuletón de ternera: 2295 XPF/kg (19, 5 €/kg)

 

 

Precios de la vida en Tahití

Para definir el coste de la vida en Tahití, generalmente la palaba es: caro. Ahora bien, asumible. Al tratarse de un territorio de ultramar, la mayoría de los productos son importados, por tanto, los precios son el doble o triple a lo que estás acostumbrado.

Los productos locales como pescados (principalmente atún y mahi mahi), gambas, carnes (pollo, cerdo y ternera), frutas como (pomelo, plátano, guayava, piña…), son los que encontrarás a precios más razonables. Todo lo que se críe o cultive en las islas, mejor que mejor. Además, es importante que sepas que hay productos subvencionados por el Estado Francés. Estos, los identificarás porque en los supermercados los precios están destacados en rojo de algún modo.

Algunos de los precios, para que tengas una estimación son:

  • Gasolina: el litro de gasolina está a 140 XPF, es decir a 1,17€.
  • Alojamiento: cualquier alojamiento que sea decente puede suponerte por noche una media de 50-60€
  • Tabaco: los fumadores debéis tener en cuenta que las cajetillas de tabaco oscilan entre los 800 XPF a 1500 XPF. Encontraréis cigarrillos y tabaco de liar.
  • Tarjeta para tu móvil: existen tarjetas para datos y para llamadas. Las tarjetas de datos las hay desde 500 XPF a 2000 XPF dependiendo de la cantidad que contrates. En cuanto a las llamadas, las tarjetas cuestan 800 XPF.
  • Platos preparados de comida: los precios oscilan entre los 700 XPF y los 1500XPF (lo más habitual). Estos platos están compuestos por carne o pescado y algún acompañamiento como arroz, patatas fritas, judías verdes, ensalada, o una combinación de ellas.
  • Pizza: según donde la consumas los precios pueden oscilar entre los 1000 XPF y los 2000 XPF.
  • Cerveza y refrescos: el mejor formato es el de la cerveza de medio litro de envase de vidrio. La puedes adquirir en cualquier supermercado o tienda. Estos envases son retornables, por lo que te pueden cobrar un suplemento de 0,60 XPF y cuando entregas el envase te lo devuelven. El coste está entre 200 XPF y 250 XPF. Este coste es aplicable a refrescos. En un establecimiento, el coste de 0,5 litros de cerveza puede suponer entre 600 XPF a 1.200 XPF.
  • Agua embotellada: una botella de agua mineral de litro y medio cuesta una media de 100 XPF.
  • Café con leche: los precios varían pero rondan entre los 200 XPF y los 350 XPF.
  • Zumo natural: unos 600 XPF de media.
  • Coco Glasé: comprar un coco natural frío para degustar el agua y su interior, es algo que tienes que hacer. El coste medio es de 300 XPF.
  • Barra de pan baguette: 53 XPF
  • Caja de cereales de 350 gramos (comprada en el supermercado) puede costar 450 XPF.
  • Lata de sardinas comprada en el supermercado cuesta 185 XPF.

Podrás comprar en grandes supermercados, en tiendas pequeñas y en puestos callejeros junto a la carretera (estos últimos son ideales para comprar fruta).

 

comida tahiti

Ejemplos de carta y platos de las roulottes de Tahití

 

 

Qué hacer en Tahití

  • Bañarte en Tahití:

    toda la isla se caracteriza por sus playas de arena negra. Te puedes bañar por toda la isla, tanto en la parte de Tahití Nui (parte grande), como en Tahití Iti (parte pequeña). Las zonas que te recomiendan los locales para nadar son las playas del norte de Tahiti Nui, por Mahina y Punta de Venus. Tienes que tener en cuenta que el fuerte de Tahití no son precisamente la playas. Cuenta con otros muchos atractivos. No obstante, hay una playa que está muy bien y se sitúa en el PK 18 (punto Kilométrico 18) al oeste de la isla, pasado Panaauia hacia Paea. Es una playa larga de arena clara, limpia, que cuenta con duchas para que te aclares después del baño y una zona con césped más sombría.

 

playa tahiti

Playa del P.K 18 de Tahití con Moorea al fondo.

 

  • Hacer Surf:

Tahití, es un enclave conocido por los grandes profesionales del surf puesto que, en Teahupoo, situado en Tahití Iti, tiene lugar el Campeonato Mundial de Surf debido a que la ola que allí se forma es una de las más impresionantes del mundo. Si vas hasta Teahupoo, hay una excursión en la que te llevan hasta la famosa ola del lugar.

 

Teahupoo

Playa de Teahupoo

 

Te preguntarás ¿cómo se forma la ola de Teahupoo? En la zona cero, existe un gran arrecife que ocasiona que cuando los vientos del sur desplazan la masa de agua hacia Teahupoo, el agua desplazada colisiona con el arrecife generando el envite del mar que, obteniendo gran energía del impacto con el arrecife, impulsa, por un lado, el agua con gran fuerza a la superficie y succiona la masa de agua entrante. Esta ola, resultado de la dirección de los vientos y la formación submarina del arrecife, sitúa a Teahupo en la meca del surf debido a su gran altura de más de 10 metros y potencia.

 

Cómo se origina la gran ola de Teahupoo. Fuente: Surflife

 

Si eres curioso, el coste por persona para ir a ver la ola es de unos 4.000 XPF. Te llevan en un bote o embarcación a unos 10-15 minutos de la costa.
Si, por el contrario, eres un amante del surf, anota que el mejor momento de formación de la ola va de abril a septiembre y particularmente los meses de abril a junio cuando se produce el comienzo del invierno austral. Es por ello, que el Campeonato mundial de Surf tiene lugar en el mes de mayo.

Además, si visitas Tahití para practicar surf, hay otros puntos interesantes para ello:

  1. Vairao: se encuentra en Tahití Iti junto a Teahupoo.
  2. Papara: al sur de Tahití Nui.
  3. Papenoo: al norte de Tahití Nui.

 

surf Teahupoo

Lugar donde se origina la gran ola de Teahupoo. En temporada, esa ola alcanza más de 10 metros.

 

Si buscas hacer un viaje surfero, ten en cuenta que te podrás alojar en cualquiera de los puntos citados. Ya sea en casas familiares, pensiones o villas.

  • Visitar Marae:

Se trata de espacios ceremoniales destinados a celebraciones sociales, religiosas y sacrificios. Son construcciones cuadradas elaboradas con rocas, estableciendo varias alturas. Se sitúan en entornos naturales espectaculares. Por nuestra parte, te recomendamos que visites el Marae Arahurahu que se sitúa al suroeste antes del pueblo de Paea. Además de nuestra recomendación, en el mapa encontrarás marcados los Marae que puedes visitar.

Además, en el Marae Arahuratu, podrás contemplar dos representaciones exactas de dos tikis encontrados en las islas Australes (hoy día los originales están en los jardines del Museo en Gauguin en Papeari, al sur de Tahití Nui) Estos te dan la idea de cómo se decoraban y protegían los Marae reales con estas representaciones de una segunda divinidad. Ambos tikis están cargados de maná y simbolizan la divinidad, un guardián o protector espiritual.

que ver tahiti

Marae Arahuratu

 

 

No sabemos si por lo que representa o por el enclave donde se encuentra, pero es un lugar digno de visitar y disfrutar, permitiéndose estar, conectar, y nada más.

  • Miradores o Belvédère:

Los atardeceres son un tesoro en esta isla por los colores que tiñen el horizonte e incluso, además del fabuloso arrebol, Tahití es particular por dibujar una línea verde sobre el nivel del mar.

 

  1. Mirador de Taharaa: le debe su nombre al hotel que se encuentra al lado. En el que se disfruta del atardecer que dibuja el cielo sobre la isla de Moorea. Sentarte y admirar, ese es el plan.
    tahiti moorea

    Mirador de Taharaa, Tahití

     

  2. Mirador Obelvedere: visita ineludible. El lugar es espectacular. Puedes subir caminando o con vehículo. Al llegar, te encuentras con un restaurante mirador increíble. Fabricada en madera, con grandes ventanales, con futbolín, tocadiscos, parte cubierta, zona de sofás y parte exterior. No dejes de visitar su baño porque tiene vistas y elementos inspiradores. El sitio es increíble. Desde el exterior puedes observar todo el valle de la zona de Pirae, Arue y Papeete cubierta de un manto verde de ensueño.
    que ver tahiti 2

    Mirador Obelvedere

     

  3. Punta de venus: se trata de un mirador situado en Mahina. Está junto al mar de aguas cristalinas. Un lugar perfecto para hacer un alto en el camino, llevarse algo de comer y beber y disfrutar sentados mirando el horizonte.
  4. Mirador de Plateau de Taravao: Se sitúa en la parte Tahití Iti. Si visitas Teahupoo es muy buen momento para aprovechar la coyuntura y verlo. La particularidad de este sitio es que puedes apreciar perfectamente el estrechamiento de la isla de Tahití. Además, tienes la opción de pasear por la parte superior y zambullirte en la naturaleza, sin prisas. Aquí se encuentra un lago artificial que han fabricado los tahitianos con el fin de canalizar el agua dulce.
  • Paseos:
  1. La cruz de la misión: es una caminata corta, eso sí, cuesta arriba. Parte desde el barrio de la Misión, a la mitad de Papeete. Puedes comenzar a subir desde Domaine de L’Évêché. Durante el recorrido podrás apreciar las laderas verdes de las montañas. Una vez estés arriba, disfrutarás de una completa vista del pueblo de Papeete, la isla de Moorea. Te recomendamos que cuando llegues a la cruz, te desvíes a la derecha, y admires el entorno que se abre ante tus ojos.
    La cruz es un lugar donde los feligreses ascienden para realizan ceremonias durante la fiesta de Pascua.

    que ver tahiti 3

    Naturaleza en estado puro en Tahití

     

  2. Grutas de Maraa: se encuentra entre los puntos kilométricos 25 y 30 partiendo de Paea hasta Papara. En el suroeste de Tahití Nui. Se trata de un agradable paseo donde encontrarás dos caminos. Cada uno de ellos que te dirigen a sendas cavidades en la roca que contienen agua estancada de la lluvia y vegetación salvaje a cada paso. Muy bonito y agradable.
  3. Las tres cascadas de Faarumai: estas cascadas se encuentran al noreste de Tahití Nui, cerca del punto Kilométrico 25, yendo desde Papenoo a Tiarei. Se trata de un paseo tranquilo y breve donde accedes a tres cascadas separadas entre sí. Relax y frescor asegurados.
  4. Cascada (que no aparece en los mapas) en Tautira dirección Pueu a la izquierda de la carretera la verás. Si vas en coche, simplemente estaciónalo a un lado y camina hasta llegar ahí. Puedes atravesar un pequeño río que te conduce a la cascada. Siempre es un gusto zambullirse en estos rincones naturales.
  5. Visitar iglesias: verás edificios religiosos por todos lados, tanto católicos como protestantes. Tienes que visitar La catedral de Tahití, que es el punto cero de la capital y si te interesa la historia, en la Iglesia de María No Te Hau de Tautira (en Tahití Iti) donde hay colocada una placa en honor a Domingo de Bonechea, explorador español, quien intentó incluir Tahití al imperio español en el siglo XVIII.
  • Museos:

  1. Museos de Tahití y sus islas: situado en Panaauia, al oeste de Tahití Nui, cerca de la capital, por lo que puedes ir en autobús de forma cómoda. Es un museo acogedor emplazado en un entorno muy agradable. En él encontrarás toda la historia del origen de Polinesia Francesa, cómo intervinieron los europeos en su descubrimiento, cómo se desarrolló el mestizaje cultural, en qué consiste la riqueza de la cultura tahitiana hasta nuestros días, su flora y fauna y el folclore propio de Polinesia Francesa. La entrada cuesta 600 XPF. Antes de ir, asegúrate de que esté abierto.
  2. Museo de Gauguin: se encuentra en la parte sur de la parte grande de Tahití, en en un rincón del Jardín Botánico Harrison Smith en Papeari. Gauguin pasó su primera etapa de Polinesia Francesa en Tahití, y después se desplazo a las islas Marquesas donde finalmente falleció en Hiva Oa. Tanto Tahití como Hiva Oa cuentan con un museo en memoria de las obras del artista.
    En el Museo de Gauguin de Tahití se recogen más de trescientas obras entre dibujos y pinturas, objetos originales, grabados y reproducciones.
    Lamentablemente, actualmente se encuentra cerrado, pero os invitamos a descubrir la exposición en Hiva Oa que cuenta hasta con una reproducción real de la “Casa del Disfrute’ donde el artista pasó sus últimos días.

 

Qué hacer en Papeete, la capital de Tahití:

  • Degustar cerveza local: el lugar por excelencia en Papeete, la capital de Tahití es ‘Las 3 Brasseurs’ o ‘3B’ como lo llaman los locales. Es una cervecería donde encontrarás tanto la cerveza Hinano, emblema de la isla, como otras artesanales con cuerpo y sabor, muy ricas. El lugar tiene ofertas durante toda la semana como 50% todos los lunes o 2×1 los jueves. Además, cuenta con un escenario donde grupos locales amenizan la velada.
    cerveza tahiti

    La cerveza Hinano es un emblema de Tahití y sus islas.

     

  • Templo chino: su nombre completo es Templo chino Kanti de Mamao. Situado en el distrito de Mamao (así es, el lenguaje en ocasiones nos aporta estas coincidencias😊). Como bien sabes, existe en Polinesia Francesa una fuerte influencia china. Es por ello, que en la capital, existe el único templo chino. Merece la pena visitarlo puesto que te permite sumergirte en su cultura sin moverte de Tahití. Es curioso estar rodeado de flores de tiare, y en tan solo unos pasos, poder adentrarte en un país y cultura milenarios como es el caso de China. Es especialmente frecuentado en el año Nuevo chino. Su arquitectura respeta fielmente los preceptos del Feng Chui.
    china tahiti

    Templo chino de Tahití, en el distrito de Mamao.

     

  • Street Art de Papeete: caminar por Papeete no está libre de sorpresas. La ciudad de Papeete puso en marcha desde 2014, la iniciativa ONO’U con la que se pretende promover el descubrimiento de la ciudad y realzar el valor del arte urbano. Es por ello que ha contado con los mejores artistas de renombre de todo el mundo para plasmar sus estilos artísticos, empleando como lienzo las fachadas de edificios. Un museo al aire libre y gratuito que no deja indiferente a nadie. Así que presta mucha atención a cada paso que des por la capital y mira hacia arriba.
    street art tahiti

    Intervención en Papeete del artista español Okuda.

     

  • Heivā: si visitas Tahití en julio, te vas a poder impregnar de un gran evento que tiene lugar durante ese mes en la capital. Se trata de un acontecimiento anual donde podrás experimentar la más pura tradición cultural tahitiana. La música y el baile ancestrales son los grandes protagonistas del mes. Durante el mes de julio, el espectáculo está servido en Tahití a colación del veto que tanto el Rey Pōmare II como la Reina Pōmare IV promulgaron, en 1819 y 1842 respectivamente, contra “los bailes sensuales, canciones lascivas, juegos o entretenimiento». A finales del siglo XIX, con la toma de la Bastilla en 1880, se retomaron esas tradiciones hasta nuestros días. Actualmente, los tahitianos celebran orgullosos su cultura y raíces preparando el festival Heivā meses antes en el que toda la población se vuelca. Nosotros tuvimos la oportunidad de participar en un ensayo.
    danza tahiti

    Ensayo para el evento anual cultural Heiva.

     

  • Comer en las roulottes del paseo marítimo: en la zona donde atracan los cruceros verás diversas furgonetas con sus ofertas gastronómicas. Encontrarás comida asiática y tahitiana, crepes y dulces. Platos muy generosos, servidos con rapidez, en un entorno que respira autenticidad y a precios razonables (1.500 XPF de media, un plato completo con guarnición, salsas, pan y mantequilla) Hay que ir.
  • Mercado de Papeete: es muy famoso. Abre a las 4 a.m y está abierto hasta las 5 p.m. Lo ideal es ir por la mañana para apreciar el verdadero movimiento y bullicio del mercado tradicional. Está constituido por dos plantas. En la planta baja encontrarás productos frescos locales como pescados y multitud de frutas y verduras. A medida que avances, encontrarás elementos típicos de la cultura de polinesia francesa como son los artesanos que realizan sombreros y bolsos de hoja de palmera, aceite de Monoi, coronas de flores, pareos y plantas naturales. También verás platos preparados (tantos dulces como salados, listos para consumir). Cuando subes a la primera planta, verás multitud de tiendas de recuerdos y souvenirs y tienes la posibilidad de sentarte y comer lo que desees. Muy recomendable.
    En las inmediaciones del mercado te toparás con diversos puestos que rodean el mercado que venden coronas, pareos y perlas. Si quieres adquirir una perla de Tahití, ojo dónde la compras. Asegúrate que te ofrecen garantías de calidad y ten presente que el coste mínimo ronda los 50€.

    mercado tahiti

    En el mercado de Papeete podrás encontrar artesanía, perlas, productos frescos y comida preparada.

     

  • Mercado de las perlas: el mundo del cultivo de la perla de Tahití es impresionante. Junto al mercado de Papeete encontrarás el Pearl Market. Es una visita obligada y muy interesante puesto que te explican de manera gráfica cómo se produce esta exclusiva joya. Es impresionante el largo proceso que conlleva, los pasos que requiere y la delicadeza requerida. Parece obra de un cirujano de alto nivel.
    Como adelantábamos, la perla adquiere ese color debido al nácar de la ostra donde se cultiva. El coste depende del brillo de la perla, del color, la forma y el tamaño. Nos mostraron una perla de más de 40.000 euros y tuvimos la oportunidad apreciar joyas de más de 100.000 euros. Si te animas, podrás confeccionar tu propia joya escogiendo la perla y el sistema para engarzarla. Visita muy interesante.
perla tahiti

Collar de perlas de Tahití. Su valor supera los 100.000 €. Lo encontramos posteriormente en una revista.

 

 

Qué comprar en Tahití de recuerdo o souvenir

  • Aceite de Monoi
  • Capazos, bolsos y sombreros de hoja de palmera
  • Coronas de flores (sintéticas o naturales)
  • Camisas de flores
  • Ukelele
  • Indumentaria tradicional del baile tahitiano
  • Tatuaje
  • Perlas de Tahití
  • Pareos
  • Collares de conchas

 

Con este artículo, tienes toda la información necesaria para viajar a Tahití y organizar tu viaje. Además de todo esto, hay algo que debes saber y es que, hagas lo que hagas, siempre contarás con la amabilidad, generosidad, bondad y hospitalidad de los tahitianos. Así que, viajar a Tahití es un acierto seguro.

 

tahiti

Pintura del aeropuerto de Tahití en la zona de vuelos nacionales.

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *