Destino polinesia » Información Polinesia » Tahití y sus islas – 12 datos que no sabías

Tahití y sus islas – 12 datos que no sabías

  • Si algo caracteriza a Polinesia Francesa es el color del agua turquesa y el contraste drástico que se produce con el azul más intenso. Y te preguntarás, ¿cómo se produce el color azul turquesa del agua de Polinesia Francesa?. Las islas son volcánicas. Cuando surgieron, el coral rodeaba la formación volcánica a modo de contorno. Con el paso del tiempo, dicho coral fue ganando terreno o canibalizando la superficie inicial. Esto ocasionó que las islas estén constituidas de un fondo marino fundamentalmente de coral, lo que ocasiona que el fondo sea blanco. El color turquesa del agua de Polinesia Francesa es el resultado, por un lado, del fondo blanco coralino y por otro, de una profundidad menor con respecto al resto del océano. Estos dos factores, el coral y la poca profundidad, favorecen que al incidir los rayos de sol, se ocasione ese color turquesa del agua de las lagunas propias de Polinesia Francesa. Cuando vemos una línea divisoria perfectamente trazada entre el agua turquesa y el azul intenso, es debido a que la parte más oscura cuenta con mayor profundidad, por lo que la luz solar no se refracta.

Vista aérea del contraste de color entre el turquesa de la laguna y el azul intenso del mar.

laguna bora bora

    Vista al nivel del mar del cambio de color que se produce entre la laguna y el mar en Polinesia Francesa
  • Tupai es un atolón que se caracteriza por tener forma de corazón y ser un paraíso deshabitado. Se sitúa en el archipiélago de La Sociedad a 16 kilómetros al norte de Bora Bora. De hecho, depende administrativamente de Bora Bora. Es una isla privada. Sus dueños (de quienes no sabemos la identidad) se cuidan muy mucho de preservar su intimidad. Cuenta con aeródromo privado, pero por lo general, el público no puede acceder. La solución, es llegar a las inmediaciones negociando con un pescador para que te lleve en su barca, o bien, sobrevolar la preciosa isla del corazón.

    tupai

    Tupai visto desde Google Earth.

  • Todos los jardines están siempre arreglados (tanto las zonas comunes como las particulares). Los habitantes de Polinesia Francesa son muy rigurosos con esta tarea. Tienen la costumbre de cortar el césped a la mínima expresión. A pesar de tratarse de entornos 100% salvajes, es curioso ver que todo está totalmente arreglado. Es habitual verles con la desbrozadora en la mano recortando el césped.

    naturaleza tahiti

    Cortar el césped con la desbrozadora, es una escena típica de Polinesia Francesa.

  • Hay infinidad de gallinas y gallos. Lo curioso del asunto es que deambulan libres por las calles. Te los puedes encontrar hasta en los supermercados.

    gallinas tahiti

    Ejemplo de cómo las gallinas pasean tranquilas por todo Polinesia Francesa.

  • Los mosquitos nono son una especie propia de Polinesia Francesa. El nono es una especie de mosquito muy pequeña, casi insignificante, cuyas picaduras son verdaderamente molestas. Solo pican las hembras puesto que la sangre es necesaria para la maduración de los huevos. Hay varias especies. Los que se conocen como “nono de vientre blanco” es endémica del archipiélago de las Marquesas. De hecho, el nombre procede del marquesiano. Se reproducen en los plataneros podridos. Nos topamos con ellos en la playa de Nuku Hiva, en las islas Marquesas, donde se encuentran en las playas de arena, por lo que todas las precauciones son pocas: evitar el atardecer, cubrir tu cuerpo y repelente de mosquitos.

    mosquitos polinesia

    Playa de Nuku Hiva donde había mosquitos nono.

  • En las grutas de Maraa en Tahiti, existía una leyenda en la que se decía que las nubes se quedaban atrapadas y que se trataba de un fenómeno divino, y con el tiempo se confirmó que era una broma en la que el pícaro emisor, exhaló gran cantidad de humo de un cigarro, quedándose mantenido el humo en la cavidad debido a la densidad del mismo. En Polinesia Francesa todas las rutas que puedes hacer por la naturaleza son gratuitas. Riquezas arqueológicas, históricas y naturales al alcance de todo el que las quiera descubrir.

    grutas tahití

    Grutas de Maraa, al suroeste de Tahitî Nui

  • En Polinesia Francesa encontrarás las tiendas Vini, que es la operadora de teléfonos móviles local. El logotipo de la marca Vini es una especie de pájaro endémica. Es pequeño. Se supone que el nombre le viene dado por el sonido que emite.
  • ‘Popa’ llaman a las personas que tienen la piel blanca y significa ‘piel rosa’. ‘Ovau Pañora’ (escrito fonéticamente) significa ‘yo español’ en tahitiano.
  • Cuando atardece en Polinesia Francesa, aparece una línea verde sobre el nivel del mar que se puede apreciar por unos instantes dibujada sobre el horizonte.

    atardecer moorea

    Atardecer sobre Moorea. La línea es perceptible solo a la vista y son unos segundos.

  • El Maná, es la esencia, la magia, que impregna a las islas de Polinesia Francesa. Es la sensación de felicidad que te inunda gracias a todos los elementos del país. Sus olores (especialmente, el de la flor de tiare, especie endémica del país), sabores, colores, su calidez…El Maná, ciertamente lo sientes cuando estás allí porque te abraza.
    tiare

    Flor de tiare, especie endémica de Polinesia Francesa cuyo olor es muy intenso, y especial.

    naturaleza polinesia francesa2

    Panorámica de un escenario de Raiatea. Polinesia Francesa es mágico.

¿Qué te ha parecido? ¿A que ahora sientes que estás un poquito más cerca del paraíso?

Si eres de las personas que siempre tiene sed de información, no te pierdas estas 10 curiosidades sobre Polinesia Francesa que nadie te ha contado.

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *