Destino polinesia » Islas Polinesia » Tahaa, datos imprescindibles para conocer la isla

Tahaa, datos imprescindibles para conocer la isla

Tahaa, o también la podríamos llamar la Isla de la Vainilla, forma parte de las Islas de Sotavento dentro del Archipiélago de las Sociedad. Más adelante hablaremos del origen del pseudónimo, por el momento lo principal es ubicarla en el mapa y poco a poco a lo largo de este artículo la iremos descubriendo.

 

¿Dónde está Tahaa?

Se encuentra, más o menos, a 234 kilómetros de Tahití y su capital Papeete. Y más concretamente al norte, o mejor dicho noroeste, de Raiatea. Aunque Tahaa y Raiatea sean islas diferentes comparte la misma laguna (que separa a ambas) siendo Tahaa la isla más pequeña de las dos pero con una identidad propia muy significativa en las historia polinesia. Tahaa, también es la isla puente entre Huahine en su lado este y Bora Bora en el oeste (este detalles es importante a la hora de planificar un viaje o las tránsitos entre islas).

Distancia Tahití Tahaa

Gracias a Google Earth vemos que Tahaa se encuentra234 km de Tahití

La capital de Tahaa es un pequeño pueblo de nombre Patio. El nombre local y por el que la encontrarás en los carteles y mapas de la isla es ése, Patio, sin embargo, es posible que en aplicaciones móviles, mapas y otros soportes la denominen Iripau (pues se encuentra en la comuna de dicho nombre). En cualquier caso, te será más útil y reconocible el nombre local.

Mapa Tahaa

Gracias a Google Earth podemos ver Huahine (derecha), Raiatea y Tahaa (centro) y Bora Bora (izquierda)

Patio se encuentra al norte de la isla, es decir, al lado contrario de Raiatea. Este es un detalle a tener en cuenta, como veremos en el siguiente apartado de cómo llegar a Tahaa, pues el precio es mas costoso.

 

Mapa de Tahaa

¿Cómo llegar a Tahaa?

Llegar a Tahaa es bastante fácil desde las Islas de Sotavento, pues se sitúa en el medio entre Bora Bora y Huahine. Desde estas dos islas es posible llegar solamente en barco ya que no hay vuelos directos, sin embargo es posible volar a Raiatea que está al sur, muy cerca y separada solamente por la laguna que se puede atravesar en barco.

Bora Bora

Vista de Bora Bora desde la costa de Tahaa

Del mismo modo, la manera para llegar a Tahaa desde Tahití (concretamente desde Papeete) pasa por coger un vuelo hasta Raiatea. Hay varios vuelos todos los días. En carguero también se podría llegar pero es más sencillo hacer escalas en Huahine y a partir de esta isla comenzar a recorrer las demás Islas de Sotavento.

Una vez que estemos en Raiatea, suponiendo que lleguemos a esta isla de la manera más habitual, es decir, en barco, tendremos que ir del aeropuerto al pequeño puerto situado en Uturoa (la capital). Este puerto (embarcadero) está situado en el centro de la ciudad, justo enfrente de un supermercado Champion. Una vez ahí, veremos un montón de pequeñas embarcaciones que realizan el trayecto Raiatea-Tahaa-Raiatea varias veces al día, todos los días. Estos horarios son variables en función de los días de la semana, festivos, etc. por lo que es necesario preguntar allí por dichos horarios. Si estás alojado en Raiatea unos días y quieres luego ir a visitar Tahaa, es mejor que te informes con antelación de la salida de los “barcos” y los lugares en los que te puede dejar en Tahaa. Si quieres ver cómo ir del aeropuerto al embarcadero para coger tu barca para ir a Tahaa, pásate por nuestro artículo de Raiatea y lo verás en detalle, incluyendo precios.

En Tahaa, hay diferentes paradas para los barcos procedentes de Raiatea, tendrás que informarte cuál es la parada que más te conviene en función de tu alojamiento, estás son las principales: Tapuamu, Vaiore, Baie de Faaaha y Vaitoare (Vaitō’are). El precio del barco a Tahaa depende del destino, ir a Vaitoare cuesta 1000 francos, pues el punto más cercano a Raiatea, sin embargo ir a las otras ciudades o pueblos, como prefieras, cuesta 1500 francos (por trayecto).

El recorrido, es muy agradable. Se atraviesa la laguna de aguas turquesas y claras y además dura menos de media hora. Es una buena idea llevar la cámara de fotos en la mano.

Respecto a todo lo anterior hay una excepción. Si te alojas en Le Taha’a Island Resort & Spa, hotel de lujo situado en un motu privado junto al Jardín de Coral de Tahaa, podrás coger tu embarcación directamente en el aeropuerto de Riatea.

 

¿Cómo me desplazo desde el embarcadero a mi alojamiento en Tahaa?

Esta parte es sencilla. Los alojamientos suelen tener servicio de transfer desde los embarcaderos hasta el alojamiento. Ellos te indicarán en qué embarcadero bajar y allí te estarán esperando. Igual sucederá el día de tu partida. Basta con indicar en el alojamiento a qué hora tienes el vuelo de vuelta desde Raiatea y ellos te llevarán al embarcadero a la hora concreta.

Es importante destacar que en muchas ocasiones el servicio de transfer no está incluido en el precio. Pero no queda más remedio que contratarlo pues no suele haber otro método de transporte hasta los alojamientos. Además, si el día que viajas, es festivo, y te tienen que dejar en un embarcadero que esté un poco lejos, el precio del servicio puede ser mayor aunque nunca algo desorbitado.

 

¿Cómo moverme por Tahaa?

Una vez esté en tu alojamiento, la mejor manera o al menos la mas cómoda para recorrer la isla es en coche. Es una isla muy cómoda de visitar. Un carretera de unos 67 kilómetros rodea toda la isla, por lo que las distancias a cualquier punto son cortas.

Para recorrer la isla en coche o scooter tiene varias opciones, alquilar o realizar un tour por la isla. Tanto una cosa como la otra, las puedes concertar con tu alojamiento ¿Qué recomendaríamos nosotros? A no ser que quieras hacer algo en particular, las excursiones te mostrarán lo más relevante de Tahaa (en unos cuantos párrafos te contamos qué es lo principal) porque además, alquilar un coche no puede ser demasiado sencillo por disponibilidad y además es caro (más de 60 euros el día). También hay que decir que realmente casi todo se puede ver sin necesidad de guía y eso sí, las excursiones son en francés y en inglés o inglés regular.

Otra forma de moverte, o mejor dicho, de recorrer Tahaa es en barco, realizando una excursión. Es muy interesante esta opción porque es la única opción que te permite llegar al Jardín de Coral de no ser o que vayas en kayak desde la costa situada en frente del jardín, o que te alojes en Le Taha’a Island Resort & Spa.

Otra opción magnífica y más económica es recorrer la isla en bicicleta. Nosotros hicimos un recorrido con nuestras bicicletas de paseo, de unos 50 kilómetros por la zona norte de la isla, y podemos decir que fue muy agradable. A destacar, en general toda la carretera es llana a excepción de la carretera que atraviesa la isla en el sur, desde desde la Bahía de Haamene (lado este) a la Bahía Hurepiti (lado oeste). El desnivel es considerable.

Tahaa

Paseo en bicicleta por las casi desiertas carreteras de Tahaa

 

¿Dónde alojarse en Tahaa?

Como suele suceder en todas las islas, hay alojamientos para grandes presupuestos pero también otros más accesibles. Realmente la ubicación, con alguna excepción, no es demasiado relevante porque la isla es pequeña y como hemos dicho, fácil de recorrer. Sin embargo, en función de tus necesidades o tus gustos puedes encontrar diferentes sitios que mejor se adapten. Te ponemos varios ejemplos para que elijas acertadamente en función de tus prioridades.

Si quieres estar alojado cerca o en el Jardín de Coral, para poder llegar a el cuando quieras en kayak, tienes varias opciones como La Perle de Tahaa justo en frente del Jardín. En este sitio disponen de kayaks y puedes dormir en bungaloos (muy cómodos) o en habitaciones (muy confortables) con baño compartido. Además, a un par de kilómetros se encuentra el pueblo de Tapuamu, con supermercado, pizzería, roulotte para cenar y la destilería de ron de Tahaa. Si tienes más presupuesto (mucho más), en un motu (islita) justo en frente del alojamiento del que acabamos de hablar, está Le Taha’a Island Resort & Spa. La gran diferencia de este alojamiento con otros dentro de Tahaa o con otros de lujo dentro de la Polinesia Francesa, es que la playa de este hotel es el mismo Jardín de Coral. No hacen falta excursiones o ir en kayak al jardín, ya estarás allí.

Si buscas alojarte en sitios más concurridos (no demasiado, esto es Polinesia) puedes hacerlo en Patio o cerca. Además tendrás banco si lo necesitas y muchos más servicios que en cualquier otra parte de la isla.

De todos modos, como dijimos antes, Tahaa es una isla muy cómoda de recorrer y cualquier emplazamiento es bueno. Ésto lo podrás comprobar por ti mismo.

 

¿Qué ver y qué hacer en Tahaa?

Jardín de Coral de Tahaa

Ya hemos hablado más arriba del Jardín. Esta visita es obligatoria y además muy satisfactoria. Genial para pasar medio día disfrutando del coral la infinidad de peces que viven ahí.

Jardin de Coral

Imagen de un coral de exuberante color morado en el Jardín de Coral

Puedes acceder en kayak, con excusión o si te alojas en el hotel de lujo que se sitúa justo ahí. Si decides ir en kayak, éste lo puedes dejar en el muto justo enfrente del hotel (que es de dominio público y no tendrás problema).

Es muy recomendable, para disfrutar del Jardín, llevar por supuesto un kit de snorkel (en la mayor parte se hace pie, cualquiera puede disfrutar del el, indiferentemente de la condición, respeto al agua, edad, o lo que sea) y además, no te olvides de llevar cangrejeras o escarpines (calzado adecuado) para no dañarte los pies, pues aunque en determinadas zonas hay arena, en otras te puedes hacer daño con el coral. Ten mucho cuidado de no rozarte con los corales porque desprenden una sustancia urticante y es doloroso.

También, como es posible que pases horas con la cabeza dentro del agua y la espalda al sol, te recomendamos que vayas protegido (ya sea con camiseta o con protector solar que no dañe el coral).

Jardin de Coral

Aguas cristalinas como un espejo, peces y corales

Hay miles de peces y corales preciosos en un entorno del todo agradable, te encantará. Y si levantas la vista del coral, al fondo podrás ver la puesta de sol entre Bora Bora.

 

Plantaciones de Vainilla de Tahaa

En la Isla de la Vainilla, es obligatorio visitar una fábrica/plantación de vainilla. Aunque hay varias fábricas en diferentes islas como en Huahine, las de Tahaa son las más importantes, las que más producen y las más famosas. El 80 % de la vainilla de Polinesia Francesa se produce en Tahaa.

vainilla

Para que la planta de la vainilla brote, se siembra en campos entre cáscara de cocos

En la isla hay dos plantaciones que se pueden visitar: La Maison de la Vainille (al sur) y el Vallee de la Vainille (este). Nosotros visitamos el Vallée de la Vainille.

La visita, merece la pena, porque tanto el proceso de plantación, germinación como producción, son más curiosos de lo que cabría esperar. Piensa que se tardan tres años en realizar todo el proceso para obtener la vainilla para el consumo final. Hay que sembrarla, germinarla, ¡masajearla con asiduidad!, en fin… muy curioso.

vaina de vainilla

Explicación del proceso de elaboración de la vainilla donde se pueden ver las vainas verdes de vainilla sin madurar hasta las más oscuras listas para su consumo

Antes de ir tienes que saber, que las explicaciones del proceso son en francés o en inglés. Eso sí, no te preocupes como sucede en toda la isla la gente allí es muy simpática y te lo pondrán fácil para que lo entiendas todo, además hacen demostraciones manuales así que si tienes problemas con lo idiomas, algo entenderás.

El camino que lleva a la fábrica te puede pasar desapercibido. Se accede desde la carretera principal que rodea la isla, pero luego hay que tomar un pequeño camino de tierra que se adentra en el interior de la isla unos 400 metros y ahí encontrarás la fábrica.

vallee de la vanille

Cuando veas este cartel en la carretera habrás llegado a la altura del camino que va a la fábrica

La entrada es gratuita. Al acabar la visita, te ofrecerán una bebida y coco en la tienda de que disponen donde venden vainilla en vainas, polvo, pasta, etc. y otros productos relacionados. Además encontrarás el famoso Aceite de Tamanu de las islas. Es un aceite procedente del prensado de un fruto llamado tamanu que se utiliza como antiséptico para afecciones de la piel.

 

Destilería de ron Pari Pari de Tahaa

En la isla de Tahaa, hay 45 agricultores que se dedican a la producción de caña de azúcar cuyo fin último es la producción de ron. Evidentemente el clima tropical de esta zona de la Polinesia Francesa, el magnífico para la siembra de de caña, sin embargo, el principal productor con diferencia es Tahaa.

ron tahaa

Destilería Pari Pari de ron de Tahaa (imagen de la entrada)

La fábrica produce el Ron Manutea, que lo podrás ver a lo largo y ancho de la Polinesia, en cada supermercado o tienda. La marca cuenta con varios tipos de ron. Algunos se destilan en esta fábrica de Tahaa, como el ron blanco de 55 grados pero otros como el ron blanco de 50 grados se producen en Moorea (en la fábrica de zumos Rotui que también se puede visitar).

Además, de los diferentes rones blancos habituales, se pueden degustar otros como el ron añejo, ron añejo de fruta de la pasión y uno netamente isleño como el ron añejo de vainilla.

La fabrica es pequeñita, pero es una visita agradable en la que puedes resolver todas las inquietudes que te puedan surgir sobre el proceso de producción pues los trabajadores son muy simpáticos. Además, el ron Manutea, no es un ron cualquiera, ha sido galardonado con la medalla del oro de París al mejor ron en 2018 y 2019.

ron manutea

Barricas que contienen ron añejo

En la misma fábrica, también puedes encontrar aceites de coco que realizan allí mismo tras limpiar, secar y prensar el coco. Luego, tras refinarlo, está listo para su uso estético. También se producen aceites de coco antimosquitos con citronela y albahaca. Y por si fuera poco, con lo que pudiera sobrar hacen jabones ¡Se aprovecha todo!

Para tu información, cobran una pequeña entrada (poco más que simbólica) y luego si quieres probar los diferentes rones que tienen, cobran 200 francos por cada uno, si coges varios es más barato.

 

Granjas de Perlas de Tahaa

Hay varias a lo largo de toda la isla. Si te fijas, a medida que la rodees, podrás ver casetas solitarias en medio de la laguna ¡Ahí se cultivan!. Hay varias granjas visitables pero no abren todos los días y a todas horas, por lo que es mejor que te informes en tu alojamiento cuáles se pueden visitar y qué días. Si realizas una excursión organizada, estas granjas son parte de la visita.

Las granjas de perlas más populares son: Ferme Perlière Champon, Ia Orana Perl Farm y Love Here Perl Farm.

 

Producciones de copra

A lo largo de toda la isla, junto a la carretera podrás ver grandes “mesas” de madera techadas, repletas de trozos de coco (sin la cáscara). Estos lugares se utilizan para el secado de la copra (la carne del coco) que posteriormente dará lugar al famoso Aceite de Monoi tan usado en las islas de Polinesia Francesa. El proceso general es más o menos sencillo, se recolecta el coco, se abre, se extrae la copra, se seca en esos secaderos de madera y luego se guarda en sacos (verás muchos a lo largo de tu viaje) y cada cierto tiempo pasa un barco para recogerlo y llevarlos fundamentalmente a Tahití donde se realiza el aceite de monoi. Es interesante saber del proceso y de la historia de esta producción pues es pilar importante de la economía polinesia.

copra

Copra de coco esparcida para su secado (al fondo se puede ver Bora Bora)

 

Rutas de senderismo y trekking en Tahaa

La isla cuenta con dos rutas hábiles para sumergirte en la isla. Ambos accesos se encuentran en la parte noroeste y norte respectivamente, en la localidad de Patio y otra en la misma comuna de Iripau (a la que corresponde Patio). El monte más próximo es el Monte Puurauti con 550 metros de altitud y más adelante, está el Monte Ohiri con 590 metros de alto y con un magnífico mirador próximo desde el que observar las imponentes bahías de Tahaa.

Para realizar las rutas de senderismo, infórmate en tu alojamiento ya que tienen planes organizados a disposición de los visitantes. Y en caso de que quieras hacerlo por tu cuenta, recuerda que es importante llevar agua en abundancia y como consejo general, ya sea en Tahaa o en cualquier otra isla, las rutas no suelen ser sencillas por lo que un calzado adecuado es muy importante. Y otra cuestión, es importante desorientarse sobre todo en aquellas en las que más te adentres en la selva o entre los árboles pues son poco transitadas (siempre que sean rutas a pie) y la maleza tapa el camino.

 

Comer y cenar en Tahaa

La oferta gastronómica en Tahaa es más limitada que en otras Islas de la Sociedad a las que puedas estar acostumbrado si las has visitado antes. Sin embargo hay opciones siempre y cuando te encuentres cerca de poblaciones más o menos grandes. Muchos de los restaurantes forman parte de alojamientos y hoteles, sin embargo es posible ir a cenar sin problema.

Las roulottes, muy comunes en Polinesia Francesa, en Tahaa no lo son tanto. La de Tapuamu es una de ellas. Los platos sencillos: filete, pollo o chao men, con arroz o patatas. Los platos muy generosos y los precios inferiores a la media. Un filete solo, por 600 (5 euros). El chao men (clásico plato adaptado de china de Polinesia Francesa) 1100 (menos de 10 euros), el pollo con patatas y salsa roquefort 1300 (poco más de 10 euros). Además, son muy pero que muy amables y si te ves con fuerza puedes hasta jugar al futbolín. En el mismo pueblo también hay una pizzería, casi a lado de la roulotte.

Comer en un restaurante, aproximadamente cuesta unos 5.000 francos por persona (45 euros aproximadamente). Comprenden entrante, principal, postre y vino. Eso sí, el principal ¡langosta! (de buen calibre).

 

Información útil sobre Tahaa

Tahaa o Taha’a como también lo verás escrito, no es el nombre original de la isla. Uporu, fué su nombre original (Oh Uporu nei utuafare ia no te atua).

La población actual de la isla ronda los 5200 habitantes según los últimos datos disponibles de 2012. Afortunadamente para la isla, su población es bastante joven, y es que 1823 habitantes tienen menos de 19 años, lo que ha motivado que el crecimiento poblacional de Tahaa haya sido constante durante las últimas décadas. Con 1250 habitantes la población principal es Patio, como se la conoce localmente como comentamos al principio de este artículo, aunque en muchos mapas la encontraremos con el nombre de Iripau.

La isla cuenta varios servicios, por ejemplo con dos bancos, Banco Socredo en Patio y Banco de Tahiti en Haamene (cerca de Vaitoare donde es posible que te deje el barco procedente de Raiatea). En Haamene también hay farmacia, si estás de paso y la necesitas. En ambas ciudades hay oficina de correos también. Respecto a las gasolineras, hay dos también y ninguna en las ciudades principales, una en Tapuamu y la otra cerca, más al sur.

En las principales ciudades encontrarás tiendas o pequeños supermercados. Los precios, como suele ser habitual, son elevados pero no demasiado si lo comparamos con islas de otros archipiélagos más alejados de Tahití.

tahaa

Precios de productos habituales en los supermercados

Un gran inconveniente es que no hay hospital, el más próximo está en Raiatea. Sin embargo para suplir la falta, hay dispensario médico, dos doctores en la isla y la farmacia de la que hablamos antes.

Al comienzo decíamos que a Tahaa se la conoce como la isla de la vainilla, y es que produce el 80 % de la vainilla total de Polinesia Francesa ¿Y cuánto es eso? Pues unos 533 millones de Francos del Pacífico, algo más de cuatro millones seiscientos mil euros (cinco millones de dólares). En total, desde Tahaa se exportan 10000 kilos de vainilla al año, y cada año más.

Antes de acabar es importante destacar un detalle de Tahaa. Si de algo puede presumir Polinesia Francesa por encima de sus paisajes, es de la amabilidad de sus habitantes. Son gente maravillosa, siempre dispuestos a echarte una mano y reciben a los turistas con las manos abiertas. Bien, Polinesia Francesa es así en su conjunto pero en Tahaa, todavía lo son más.

Ya sabes que si tienes alguna duda, nos la puedes dejar en los comentarios y estaremos encantados de responderte 🙂

 

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *