Destino polinesia » Información Polinesia » Salud: Información imprescindible para preparar tu viaje a Polinesia Francesa

Salud: Información imprescindible para preparar tu viaje a Polinesia Francesa

¿Se puede beber el agua del grifo en las islas de Tahití?

En Polinesia Francesa el agua es escasa, fundamentalmente en las islas pequeñas. El agua es potable, sobre todo en las principales islas. Nuestra recomendación es que compres agua embotellada (recuerda que tiene que hacer ‘clic’ al abrir el tapón para garantizar la salubridad) y siempre lleva contigo una botella de agua.

 

¿Me tengo que vacunar para ir a Polinesia Francesa?

Para viajar a Polinesia Francesa hay vacunas recomendadas y obligatorias (esto es, que el viajero debe tenerlas ya)

  • Vacunas generalmente recomendadas: Hepatitis A, Tétanos-difteria, Triple Vírica.
  • Vacunas recomendadas en situaciones especiales: Fiebre tifoidea, Hepatitis B, Gripe, Neumocócica.
  • Vacunas obligatorias en situaciones especiales: Fiebre amarilla y cólera.

Las situaciones especiales vienen determinadas de las condiciones del país de origen del turista o bien, si has estado recientemente en un país de riesgo. Si es tu caso (procedes de un país de riesgo o has viajado recientemente a uno de ellos) tendrás que presentar en la entrada de Polinesia Francesa el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla o el cólera.
Para cerciorarte, consulta las zonas establecidas por la Organización Mundial de la Salud.

 

 

¿Qué se recomienda llevar a Polinesia Francesa?

Hay «por si acasos» que sí son importantes atender. En este sentido, te recomendamos que siempre lleves contigo un pequeño botiquín con analgésicos, antisépticos, antidiarreicos, antibióticos, corticoides para posibles alergias y lociones calmantes contra picaduras.

El repelente para insectos es clave. Puedes llevarte de tu país de origen, pero si no, te recomendamos que lo adquieras en Polinesia Francesa ya que el producto está adecuado a los insectos de la zona.

Otro elemento clave en pro de tu salud es el protector solar. El sol es muy dañino y la piel tiene memoria, así que recomendamos que la protección sea elevada (factor 50) y te apliques la crema con asiduidad. Puede ser buena idea que lo compres en destino, junto con el repelente.

 

 

¿Hay recursos sanitarios disponibles en Polinesia Francesa?

Tahití cuenta con hospitales y clínicas: en Papeete, la capital que se encuentra ubicada en Tahití Nui y por otro lado, en Taravao, dentro de Tahití Iti (península de Tahití). El hospital Mamao de Papeete tiene una cámara hiperbárica para tratar incidentes de buceo.

También encontrarás instalaciones y servicios sanitarios en Uturoa, en la isla de Raiatea. Hay hospitales, clínicas dentales y farmacias en todas las islas principales.

El resto de islas turísticas cuentas con enfermerías. Además, hay diversas clínicas privadas, así que como ves, estás cubierto. No te tendrás que preocupar por nada. Eso sí, contrata antes de viajar tu seguro internacional de viaje que te cubra y garantice la repatriación.

 

Seguro médico para viajar a Polinesia Francesa

Es recomendable viajar siempre con un seguro que cuente con cobertura internacional. Cuanto más completo sea el seguro, más tranquilo podrás viajar, ya que además de la cobertura de salud, es importante que podamos subsanar en nuestro viaje posibles imprevistos de pérdidas, robo o retrasos, entre otros. Hay que cerciorarse que cubra la repatriación (en caso necesario) puesto que para el acceso a Polinesia Francesa te lo exigen.

Si contratas un seguro privado, y ocurre cualquier imprevisto, ten muy presente que siempre tendrás que llamar a tu seguro antes de hacer nada.

 

¿Te cubre la tarjeta sanitaria de la seguridad social europea en Polinesia Francesa?

Como Polinesia Francesa es un territorio francés de ultramar, cabe esperar que si eres ciudadano europeo, te otorgue cobertura la tarjeta sanitaria europea. Pero no es así, puesto que Polinesia Francesa es una autonomía independiente. Por tanto, hay que contratar un seguro privado.

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *