Destino polinesia » Islas Polinesia » Nuku Hiva, un viaje a la esencia de las Islas Marquesas

Nuku Hiva, un viaje a la esencia de las Islas Marquesas

El archipiélago de las Islas Marquesas es sobrecogedor y Nuku Hiva, su isla principal la más embriagadora de todas. En este artículo, el mas completo en castellano que podrás encontrar en internet, veremos muchos de los detalles que han convertido a la isla de Nuku Hiva en un atractivo salvaje ineludible. Y usamos el adjetivo salvaje, porque a diferencia de las islas de otros archipiélagos de la Polinesia Francesa, la ubicación, el paisaje y su población la convierten en un lugar indómito y sobrecogedor. Nuku Hiva está repleta de leyendas y mitología que recorren cada uno de los preciosos valles de la isla, donde hasta hace poco más de un siglo, se enfrentaban entre ellas las diferentes tribus que los habitaban y donde en muchas ocasiones el canibalismo formaba parte arraigada de su cultura. Así como arraigada a la cultura marquesiana de Nuku Hiva se encuentra el arte del tatuaje, presente en esta isla más que en ninguna otra de la Polinesia y que se deja notar y ver en cada rincón.

 

Bahia Taiohae

Las Islas Marquesas, y Nuku Hiva como su principal baluarte, se pueden considerar como el recuerdo más arraigado de un pasado polinesio poderoso. Con unos paisajes y una historia imponentes como podrás comprobar en este artículo ¡Vamos allá!

 

Mapa de Nuku Hiva

Nuku Hiva es la isla más grande del Archipiélago de las Islas Marquesas. Tiene una extensión considerable si se compara con el resto de islas (casi 400 kilómetros cuadrados). Y se divide en tres comunas de gran tamaño. Siendo la comuna de Taiohae la más relevante, siendo aquí donde se sitúa la capital del mismo nombre y donde reside la mayor parte de la población de la isla, unas 2.500 personas aproximadamente.

mapa Nuku Hiva

La isla tiene dos caras. La parte noroeste más árida y la parte sureste muchísimo más verde, como sacada de una película. Así que no te asustes al llegar al aeropuerto, hay más vida de la que parece.

 

Dónde está Nuku Hiva

Nuku Hiva se sitúa al noroeste de la Polinesia Francesa, en el archipiélago de las Islas Marquesas. Concretamente a unos 1.400 kilómetros de Tahití (isla también de impresionantes escenarios). Mas allá de Nuku Hiva poco menos que no hay nada: al norte Hawaii a unos 3.500 kilómetros y al este América a miles de kilómetros y dejando entre medias del basto mar, a la Isla de Pascua a otros 3.500 kilómetros aproximadamente.

Nuku Hiva

 

Cómo llegar a Nuku Hiva

A la isla se puede llegar de diferentes maneras pero todas ellas implican estar ya en Polinesia Francesa, pues su aeropuerto no es internacional como sucede con el de Tahití o Bora Bora.

Se puede llegar, y nosotros así lo recomendamos, en avión desde Tahití o desde las otras islas que componen el archipiélago, que son Hiva Oa, Ua Huka o Ua Pou. Sin embargo, lo más lógico sería viajar desde Tahití y tomar Nuku Hiva como centro de operaciones para desplazarse entre las diferentes islas de las marquesas.

También es posible llegar en barco, gracia al crucero Aranui5 con origen en Papeete (capital de Tahití) y que durante 13 días recorre el trayecto que va desde las Islas de la Sociedad hasta el Archipiélago de las Islas Marquesas, atravesando el Archipiélago de las Tuamotu (donde podrás visitar las islas como Fakarava o Rangiora). Lo interesante de este crucero es que permite ver y acceder a partes, tanto de Nuku Hiva, como de otras islas a las que es difícil llegar por tierra (como pueden ser la infinidad de bahías o islotes-motus que se pueden ver durante la travesía).

 

Aeropuerto de Nuku Hiva

El aeropuerto de Nuku Hiva se sitúa al noroeste de la isla. En una zona muy árida de la misma y de grandes vientos. En esta zona apenas hay residentes, más allá de quienes gestionan el pequeño aeropuerto.

Como comentábamos arriba, el aeropuerto de Nuku Hiva tiene carácter internacional. Por lo cual, si quieres ir a la isla solo podrás hacerlo desde otras islas.

Es importante, de camino al alojamiento tener en cuenta que nos encontraremos con varios miradores que nos permitirán hacernos una idea de la grandeza de la isla y disfrutar de ella. A pocos kilómetros del aeropuerto se encuentra el mirador del Gran Cañón ¡espectacular!

Gran cañon Nuku Hiva

 

Cómo me desplazo desde el aeropuerto de Nuku Hiva

Lo siguiente diremos es importante que lo tengas en cuenta. A diferencia de otras islas más pequeñas, accesibles o pobladas de Polinesia Francesa, el aeropuerto se encuentra en una zona muy alejada de donde probablemente te vayas a alojar. Para que te hagas una idea se tarda en coche aproximadamente una hora desde el aeropuerto hasta la capital Taiohae, por una carretera cementada por la que obviamente no se puede ir rápido. Concretamente la distancia que los separa es de 46 kilómetros de curvas, subidas y bajadas. Es imprescindible reservar un transporte privado para que te lleve del aeropuerto a tu alojamiento. No hay autobús o parada de taxis, por ejemplo. Y tampoco se puede alquilar un coche en el mismo aeropuerto. Lo habitual es que acuerdes con el alojamiento que te vayan a buscar o que manden un taxi a por vosotros (el precio suele estar incluido en el precio del alojamiento).

Hay dos caminos principales que recorren la isla para llegar al aeropuerto. El principal que lo une con la capital y que lleva como dijimos una hora recorrerlo. Y otro que va a lo largo del norte de la isla y que es una mezcla de carretera y camino que hará que el trayecto dure más de tres horas.

 

Cómo moverte por Nuku Hiva

La orografía de la isla se compone de altos montes y grandes bahías que otorgan al viajero imponentes vistas pero de difícil acceso. Se puede recorrer con coche a través de sus carreteras de cemento que van desde el aeropuerto a la capital o desde la capital a los pueblos del norte de la isla. A parte de carreteras, también hay infinidad de caminos o secciones de las carreteras de tierra. Eso sí, la isla es escarpada por lo que es recomendable el uso de todoterrenos.

Si quieres visitar los rincones de la isla, cosa que merece la pena, necesitas un transporte o que te lleven. Puedes alquilar un coche en Taiohae o hacer un tour con un guía local. Nosotros recomendamos la segunda opción pues la isla no es sencilla de recorrer y además está repleta de rincones y miradores espectaculares que no aparecen en los mapas turísticos (que además son escasos).

Al menos dedicaría un día completo a recorrer la isla en coche.

En la capital también puedes alquilar bicicletas para dar paseos agradables al atardecer.

 

Dónde dormir en Nuku Hiva

Los alojamientos se sitúan en su mayoría en Taiohae. Podemos encontrar desde hoteles familiares con los que contactar por teléfono, correo electrónico, Facebook o Airbnb hasta el único hotel de alta categoría, el Pearl Lodge, situado en el extremo oeste de la capital.

Allá donde decidas alojarte, será lo de menos. La gente es fantástica. Sin embargo, si te alojas junto a la carretera que recorre la capital, evitarás tener que subir y bajar cuestas.

Si quieres reservar el alojamiento que tu decidas, recuerda hacerlo con tiempo. Aunque hay bastantes, si no reservas con anticipación, es posible que el que quieras esté ya reservado. O incluso, si te precipitas y quieres reservar con pocos días de anticipación, es posible que tarden en contestarte. Recuerda que estás en el fin del mundo y las cosas son diferentes. Solo llevarás prisa tú.

Los precios rondan los 100 euros por noche. Nosotros nos alojamos en la Pension Koku’u. Y aunque tenía las limitaciones típicas de los alojamientos polinesios que no son de lujo o que se encuentran en islas más turísticas como Bora Bora, nos gustó mucho por el trato que recibimos. Tuvimos la suerte de cenar con la familia, de recorrer la isla, nos llevaban el coche, etc. En definitiva, acertamos con el alojamiento por el trato. El precio fue, de cinco noches fue de 516 euros por dos personas con desayuno incluido y una excursión con transporte y con picnic incluido.

 

Qué hacer en Nuku Hiva

  • Cascada Vaipo: para comenzar diré que creo que en la vida hemos visto un atardecer tan bonito como el que disfrutamos en la Bahía de Hakaui, desde la cual se accede al comino que lleva a la Cascada de Vaipo. La naturaleza crece libre entre el mar y la montaña. Es lugar es formidable y la naturaleza embriagadora.

La cascada Vaipo se sitúa en la parte sur-central de la isla y para llegar desde Taiohae, tendrás que hacerlo en barca. El viaje de una cuarenta y cinco minutos aproximadamente es muy agradable y trascurre a lo largo de la costa sur hasta llegar a la bahía en la que comienza el camino que te llevará a la cascada. En su momento, sin conocer las islas creí que sería posible hacer la ruta a pie desde la capital pero si te lo estás planteando, descártalo. Es más, esta excursión has de hacerla con guía local, no te plantees otra cosa.

Bahia Hakaui

La excursión, como decíamos, comienza con un viaje en barca muy agradable, donde por si acaso tendría preparada la cámara porque el mar de las marquesas está repleto de vida, por ejemplo mantas que son difíciles de ver en otros lugares. A los cuarenta y cinco minutos, desembarcarás en la Bahía de Hakaui, donde apenas vive nadie y los que lo hacen viven de una manera mas austera y tradicional que los habitantes de la capital. El valle está repleto de árboles frutales, ríos y al fondo verás las montañas casi verticales que cercan la bahía. El lugar es precioso como puedes ver en la foto (esta no capta ni con mucho la esencia del lugar).

valle Hakaui

Una vez os adentréis en el camino “perdido” de piedra creado siglos atrás por los habitantes del valle, atravesaréis la selva durante unos cuatro kilómetros hasta llegar a la cascada. El camino, que en su día fue algo similar a una calzada de piedra, y del cual se ha apoderado la selva, fue transitado siglos atrás por las miles de personas que en aquel lugar vivían (se estima que unas 20.000) y de las que apenas queda nada mas allá de los restos de un grandioso marae, centro de culto y ceremonial de épocas pretéritas (sin estudiar todavía). Pasado el marae, a la izquierda del camino, en una pared casi vertical de cientos de metros que se puede divisar a lo lejos, podréis intuir varios sarcófagos (que aún siguen allí) de tres guerreros notables del pasado del valle. Ubicados allí con el fin de evitar su expolio por parte de las tribus guerreras que invadían el valle frecuentemente en el pasado.

Cuando llegues al mirador que da a la cascada que se puede ver a un par de kilómetros en línea recta (no esperes llegar al pie de la misma, es casi imposible y menos en una excursión de este tipo) podrás disfrutar de las magníficas vistas de la selva y su fulgurante verdor. En función de las lluvias, el caudal de la cascada será mayor o menor, sin embargo, aunque apenas caiga el agua, la excursión merece la pena al cien por cien pues podrás recorrer un camino de la historia casi olvidada del planeta, en un lugar remoto y donde no hace mucho tiempo, el canibalismo formaba parte de las habituales luchas entre diferentes grupos tribales (no te preocupes, ya no hay caníbales y sus descendientes mas simpáticos no pueden ser).

Vaipo

Al fondo se puede ver la cascada que aunque no llevaba mucho agua, el emplazamiento era espectacular

La excursión, tenía un precio de 47 euros por persona. No olvides llevar calzado apropiado, chanclas, bañador y toalla también te vendrán bien y por supuesto, como siempre decimos en todos nuestros artículos, lleva suficiente agua por persona.
Sin duda, esta excursión es imperdible.

 

  • Rutas de senderismo y trekking: Nuku Hiva es una gran isla con poca población a día de hoy pero no siempre fue así. Hay multitud de caminos y senderos próximos a Taiohae que merece la pena recorrer. La misma capital es un buen lugar para pasear y disfrutar de ella. Lo mejor, si tienes intención de hacer alguna ruta, es que pidas consejo o acompañamiento en tu alojamiento o en la oficina de turismo. No es una isla fácil de recorrer por los desniveles y la vegetación y además vive poca gente por lo que perderse es sencillo.

Si quieres disfrutar de una pequeña ruta con una gran recompensa cerca de Taiohae, hay una. En lo alto de la carretera que lleva al pueblo, hay un camino de tierra que conduce al punto más alto próximo desde el que divisar toda la bahía y Taiohae. El sitio es reconocible y de fácil acceso (entre vacas y caballos) porque en la cúspide se sitúan las antenas de comunicación de la isla. En la foto puedes ver las vistas y lo a gusto que estuvimos allí.

nuku hiva vistas

En el norte de la isla, previa contratación a través de la oficina de turismo, podrás organizar paseos a caballo por las bahías del norte. Y es que las Islas Marquesas son famosas por sus caballos (llevamos allí por los españoles), que podrás ver a lo largo y ancho de Nuku Hiva.

 

  • Rutas en coche en Nuku Hiva: si te encuentras alojado en Taiohae, necesitarás un coche o apuntarte a una excursión para ver el norte de la isla. Sin duda, merece la pena.

Es un viaje que hay que realizar a primera hora de la mañana y es una excursión de día completo (57 euros más o menos por persona) donde podrás visitar los valles y bahías de Taipivai, Hatiheu, Anaho, Hatuatua. Tanto desde la carretera, como desde los miradores orillas de la misma, las vistas a las bahías son maravillosas. Además, es posible hacer pequeñas rutas (fuera de los mapas) que permiten alcanzar zonas únicas desde las que disfrutar de un descanso viendo la majestuosidad del paisaje.

bahia anaho

aakapa

Así mismo, a lo largo del camino podrás disfrutar del conjunto histórico Kamuihei, Tahakia y Te’ipoka que se sitúa a ambos lados de la carretera y donde en determinadas fechas puntuales se celebran fiestas ceremoniales. La manera en la que se entremezcla la naturaleza con las construcciones de piedra, otorgan al lugar una imagen poderosa, sobre todo bajo el árbol sagrado que guarda el lugar.

kamuihei

Si te fijas bien, a los pies del árbol podrás ver a una persona para que puedas hacerte una idea del tamaño

kamuihei tiki

Un tiki junto a un supuesto altar de sacrificios

  • Playas de Nuku Hiva: las Islas Marquesas no son muy famosas por sus playas si se comparan con las de las Islas de la Sociedad o las Tuamotu de aguas turquesas. Sin embargo, hay multitud de ellas y cualquier bahía es muy agradable para el baño. El agua tiene una temperatura ideal. Por ejemplo, en la parte oeste de Taiohae, hay una playa muy agradable donde pasar la mañana.

bahia taiohae

  • Taiohae: la capital de Nuku Hiva, bien merece una visita. Es un sitio particular, que se extiende junto al mar a lo largo de la bahía.
taiohae

Las casas se encuentran muy dispersas

Como es habitual, especial mención a las habitantes porque te hacen sentir no como en casa, sino mejor. Gente magnífica que hacen que la estancia sea mucho más agradable si cabe.
Nuku Hiva tiene aproximadamente dos kilómetros de largo, en su zona mas “densamente” poblada (recuerdo que tiene solo unos 2.500 habitantes, bastante dispersos pues el pueblo se compone de casas separadas unas de otras). A lo largo de la misma podrás encontrar algunos lugares muy representativos, como los que te contaremos a continuación.

El mayor tiki del mundo; el Tiki Túhiva. Fue erigido en 2006 y es una representación contemporánea de un tiki mujer de tamaño gigante. El emplazamiento es un sitio agradable desde el que ver el pueblo y la costa. Si damos la espalda al tiki, mirando al mar, veremos a la izquierda la playa de Taiohae. A continuación, una imagen pare que puedas ver a qué nos referimos y si te gusta o no el Tiki Túhiva.

tiki tuhiva

Bajo el alto en el que se sitúa el Tiki Tuhiva, se encuentra el puerto. Es interesante ir por las mañanas y ver llegar a las barcas de pescadores con las capturas del día. Incluso podrás, no solo comprar pescado, sino probarlo. Tuvimos suerte de probar atún rojo crudo.

atun rojo

Aunque pudiera parecer una fotografía de un mar rojo, es un corte de cerca para apreciar el color del atún que tradicionalmente se pesque en la isla

A lo largo de la carretera que recorre Taiohae junto al mar, se puede ver el marae de Temehea de considerable tamaño, repleto de tikis muy particulares a los que fotografiar o con los que tomarse una foto.

temehea

temehea

Detalle ampliado de las figuras que aparecen en la imagen anterior. Parecen de todo menos personas.

La Catedral de Taiohae. Sí, como suena. Tienen una catedral. Pequeña pero muy bonita, realizada como no podía ser de otra manera con piedra volcánica. Es un lugar muy tranquilo que merece la pena ser visitado porque sus detalles te pueden llamar la atención.

catedral nuku hiva

Puerta de la Catedral con una representación de San Pedro con rasgos nativos

Comer y cenar en Nuku Hiva

A parte de las compras típicas que podemos hacer en los diferentes supermercados, encontramos en la capital de Nuku Hiva varios sitios en los que comer o cenar e incluso disfrutar de wifi.

  • En el puerto, junto al embarcadero hay un snack, solo para comer y a muy buen precio. Aunque si quieres comer, no has de ir muy tarde. Se llama Snack Vaeaki.

 

  • En el mercado (frutas y artesanía) colindante al puerto se encuentra el Snack Tematapuaua que también ofrece comidas y además dispone de wiki para los clientes.

 

  • En medio del pueblo bajo a la misma Pensión Moana Nui, podréis encontrar una pizzería por si tenéis un antojo occidental. Abierto para comer y cenar.

 

  • Avanzando un poco en dirección a la Catedral y próxima a esta hay un lugar recomendable y que destaca por estar pintado de rosa, el Snack Joseph. Podréis comer, cenar, comprar el pan o pedir platos para llevar.

 

  • Si lo que buscas es un restaurante mas elegante, en el Hotel Keikahanui Perl Lodge, no solo encontrarás un sitio donde probar platos mas elaborados sino que podrás disfrutar de una cerveza Hinano al atardecer.

 

  • Los fines de semana, montan un snack al aire libre en el centro del pueblo junto a unas pistas de baloncesto, próximas a la Pension Moana Nui. En el podrás cenar los platos típicos de este tipo de sitios.

En todos los casos a excepción del Hotel, los precios por plato rondan las 10/12 euros. Y estos son contundentes. Con uno solo se comen muy bien.

 

Información útil sobre Nuku Hiva

  • Tiendas: en la capital Taiohae hay seis tiendas de ultramarinos con todo tipo de productos. No esperes encontrar las mismas cosas que podrías ver en una tienda en Tahití pero sí están bien surtidos. Los precios, si los comparamos con otros archipiélagos como el de las Islas de la Sociedad, son algo más elevados. Tres de estas tiendas se sitúan junto a la carretera de la costa y otras tres mas, en el interior del pueblo.

turismo nuku hiva

  • Banco: hay un Banco Socredo con cajero automático, en el cual es posible retirar dinero durante todo el día.

 

  • Farmacia: no se sitúa junto a la carretera por lo que tendrás que preguntar por ella si quieres encontrarla.

 

  • Hospital: en la capital de Nuku Hiva a diferencia de otras islas, hay hospital. Se encuentra en la parte trasera del Tiki Tuhiva.

 

  • Alquiler de vehículos: es posible alquilar un vehículo junto a la Pension Moana Nui y muy próxima a esta pensión también es posible alquilar bicicletas.

 

  • Cine: sí, aunque el pueblo sea muy pequeño, cuenta con un cine muy confortable donde se emiten películas y sobre documentales culturales como los que se presentan cada año en el festival FIFO (festival de documentales de Oceanía) . El ambiente es magnífico y en el mismo cine hay un pequeño snack donde poder comprar comida y bebida para disfrutar al cien por cien de las proyecciones.

cine nuku hiva

Historia de Nuku Hiva

Nuku Hiva es una isla de origen volcánico, escarpada y joven (de 1 a 7 millones de años). Su costa no está protegida por arrecife. Estas características geológicas dieron a la isla su peculiar geografía salvaje y permitieron que los habitantes de la misma se distribuyeran a lo largo y ancho, ocupando fundamentalmente los valles. Estos valles con acceso al mar en forma gigantescas bahías y separados entre ellos por escarpados montes (muy difíciles de salvaguardar) permitieron la segmentación de la sociedad tribal de Nuku Hiva en grandes familias que ocupaban cada uno el suyo. Estas tribus, vivían en constante confrontación. De ahí su fama de guerreros. A esto hay que sumar el hecho de que practicaban el canibalismo (las últimas referencias a estos actos datan del 1830 aproximadamente).

nuku hiva mar

La bravura de los aborígenes marquesianos, evitó por ejemplo, la anexión de la isla a comienzos del siglo XIX a Estados Unidos. Y tal llegó a ser su fama, que el autor de la novela Moby-Dick, Herman Melville (que tienen un pequeño lugar de homenaje en Taiohae) escribiera, tras su paso por la isla en 1492, un libro titulado Taipi. Mismo nombre que recibía la tribu más poderosa de la isla.

La isla alcanzó una población que se estima entre las 20.000 y 40.000 mil personas. De las cuales, y tras la llegada de las enfermedades traídas por los marineros que arribaban a sus costas y las constantes luchas tribales, acabó por reducir la población a menos de 5.000 personas. De las cuales, buena parte de ellas emigraron a las Islas de la Sociedad en fechas más recientes.

tiki nuku hiva

Dentro de las costumbres mas enraizadas del pueblo marquesiano, se encontraba el arte del tatuaje o Patu tiki en la lengua local, que indicaba logros y jerarquía de quienes los llevaban. Siendo común el tatuado de la cara. Pero de esto hablaremos en otro artículo.

Nuku Hiva, en la actualidad es popular, en la zona, por la cría de caballos. Presentes por infinidad de lugares a lo largo del territorio.

En Nuku Hiva, la historia es presente todavía.

 

Nuku Hiva, es un destino maravillo que merece la pena ser visitado como tantas otras islas de Polinesia Francesa sobra las que podrás seguir leyendo en nuestro blog. Y además, te recordamos que si tienes alguna cuestión sobre Nuku Hiva, puedes escribirnos  en los comentarios y te contestaremos para resolver tus dudas.

Comentarios

  • Carmen Alcázar
    17 febrero, 2020 9:08 pm

    Hola : el día 21 de abril llegaré a las 11 de la mañana en un crucero y salimos a las 17. Desearía saber que opciones tengo para visitar la isla. He pensado ver la cascada de Vaipo y algún conjunto histórico.

    • Destino Polinesia
      18 febrero, 2020 4:24 pm

      Hola Carmen,

      La cascada de Vaipo, la playa desde la que se comienza la caminata, el camino tras la selva que lleva a ella y el conjunto monumental perdido en el tiempo que cruzarás, son sin duda el mejor baluarte de la isla.

      Luego, viajar desde la capital (donde te dejará el barco) al norte de Nuku Hiva, te permitirá atravesar y disfrutar de varios conjuntos históricos como los que describimos en el artículo.

      ¡Magnífico lugar! ¡Lo disfrutarás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *